651 097 537 | 977 240 614
virgueries.tarragona@gmail.com

Aromas

El reino de los aromas

Cuando lo abrazo
y me abre sus brazos
me siento como un hombre en el país del incienso 
que está sumergido en perfume.

Poema del antiguo Egipto

Desde tiempos remotos el hombre quema hierbas, tallos, flores y otros elementos de la naturaleza.

Las emociones y reacciones provocadas por las fragancias y los olores nos trasladan al mundo mágico de los aromas y con esto nace el poder de manipular estados anímicos, dirigir ritos y ceremonias, sacralizar los lugares sagrados,… Cada vez se ha ido sofisticando la técnica de su obtención, dando lugar los diferentes inciensos actuales, esencias, colonias, aguas, perfumes y jabones.

En Virgueries encontrarás un amplio abanico de posibilidades, con una gran variedad de formas y aromas, te ayudamos a encontrar el tuyo y te explicamos las diferentes formas de usarlo.

Breve historia del incienso

Incienso es cualquier mezcla de sustancias que al quemar despiden buen olor. La palabra viene del latín “incensum” que significa encender o iluminar. Usado por todas las culturas del mundo, tiene el poder invisible de tocar el corazón del hombre y conectarlo con la naturaleza.

En Egipto, hace 3500 años, a la tumba de la reina Hatsepsut se menciona una expedición enviada al reino de Punt en busca de árboles de inciensos y otras resinas aromáticas. El jeroglífico egipcio para designar al incienso, “ba”, también significa alma y simboliza el humo que se levanta al cielo como el alma que vuela del cuerpo.

Entre los griegos era imprescindible quemar incienso en las fiestas y celebraciones. Era parte fundamental de los espectáculos del teatro, el anfiteatro, las Olimpiadas y en fiestas y banquetes privados.

En Roma, para crear un ambiente de comunión, durante los espectáculos del Coliseo se quemaban grandes cantidades de inciensos. De los romanos proviene la palabra perfume, “por fumun”, que significa aroma que se difunde a través del humo.

En Europa, la influencia del estoicismo en la cultura cristiana propugnaba el olvido del cuerpo y se perdió la cultura de las sustancias aromáticas. Perduró, eso sí, el uso del olíbano (incienso de iglesia) para aliviar el mal olor en las multitudinarias celebraciones religiosas.

La cultura del incienso viajó hasta los confins de Asia y con el budismo, entró en Japón en el siglo VI. Se utilizaba a los templos para generar una atmósfera de profundidad, concentración en la meditación y durante los rituales. De los templos pasó a la corte imperial y su uso se fue sofisticando. Siempre había ocasión para quemarlo.

Hoy en día los japoneses usan inciensos cada día como tributo a los antepasados, para revitalizarse en el trabajo o para perfumar sus casas y los aromas que eligen se convierten en parte integrando de la personalidad de su hogar.

El incienso es desde siempre un ambientador natural y un perfume para el hogar pero sus efectos van mucho más allá. En Virgueries encontrarás gran variedad de aromas y formatos; incienso en varilla, en cono, en grano, en polvo, en cápsula, en palo, etc.

Ven a Virgueries y descubre el mágico resultado de los aromas a tu vida.